La muñeca Annabelle. Parte II


Imagen: La muñeca Annabelle en la oficina del señor Ed Warren .


LA HISTORIA CONTINUA...


¿Entonces la muñeca esta poseída?” - pregunto Donna.

No, la muñeca no está poseída. Los espíritus no poseen cosas, los espíritus poseen personas” - le informo Ed. “Los espíritus simplemente mueven la muñeca alrededor y le da la ilusión que está viva. Ahora, lo que paso a Lou esta semana le iba ocurrir tarde o temprano. Así que todos están en riesgo de ser poseídos por este espíritu, esto es lo que el espíritu desea. Pero como Lou no creyó en la farsa, el representaba una amenaza a la entidad.
Existía un apuro en mostrarse. Si el espíritu continuaba una semana o dos, lo más probable que estarían muertos” - concluyo calmado Ed.

"Solamente existe una entidad involucrada, pero este comportamiento es completamente predecible” - dijo Lorraine.

Cuando el padre Cooke llego al apartamento, la entrevista había finalizado y Ed estaba ansioso de bendecir la casa para así remover la muñeca y retornar a su hogar.
Una vez que los saludos preliminares salieron de la vía, Ed le dijo al padre, que en su juicio, el espíritu era responsable por toda la actividad maliciosa. Adicionalmente, que éste era una entidad inhumana y estaba presente en el apartamento. Lo único que podía eliminarlo, eran las palabras escritas en las bendiciones del exorcismo.

No estoy totalmente familiarizado con la demonología” - admitió el padre Cooke y le pregunta a Ed , “¿cómo sabes que tal espíritu está detrás de este disturbio?

Bueno, en este caso no fue difícil de determinarlo”, - dijo Ed francamente. “Estos espíritus trabajan de una manera característica. Lo que esta pasando aquí , esencialmente, es el estado de infestación del fenómeno. Un espíritu, en este caso un espíritu inhumano demoniaco, empieza a mover el muñeco alrededor del apartamento a través de la tele portación y otros medios. Una vez que logró captar la curiosidad de las chicas, la cual era el propósito del espíritu al mover el muñeco, ellas erraron en traer un médium aquí, quien tomo esto a un nivel superior. Ella les dijo en un estado de trance, que el espíritu era de una niña llamada Annabelle y era la responsable del movimiento de la muñeca. Comunicándose a través del médium, la entidad, cazó las vulnerabilidades emocionales de las chicas, y durante la sesión espiritual pudo extraer su permiso para hacer de las suyas.
Como es un demonio y un espíritu negativo, empezó a causar fenómenos negativos; causo miedo, a través de movimientos extraños para una muñeca, y materializó escrituras que causaban trastorno. Dejo residuos de sangre en la muñeca, y finalmente hirió el joven Lou en su pecho dejándole una marca sangrienta causada por una garra.
Mas allá de la actividad, Lorraine distinguió que el espíritu inhumano está entre nosotros, Lorraine es una excelente clarividente, y nunca se ha equivocado de la naturaleza del espíritu presente. Aunque, si quiere ir más allá, ¿podemos retar a la entidad ahora con una provocación religiosa?” - respondió Ed

En este caso, la recitación del exorcismo-bendición le tomo cinco minutos a realizar al padre Cooke.
La bendición del hogar Episcopal está comprendida por un documento de siete páginas que se distingue de ser positivo por naturaleza. En vez de expulsar específicamente entidades maléficas del lugar, se enfatiza en llenar la casa de energía positiva y de Dios. No hubo problemas ni acontecimientos durante este procedimiento.

Cuando termino el padre bendijo a los individuos presentes, y después declaro que todo estaba bien. Lorraine también confirmo que el apartamento y las personas estaban libres de la entidad.

El trabajo de Lorraine y Ed había terminado y entonces regresaron a su casa. A petición de Donna, y como precaución a que el fenómeno no volviera a seguirla, se llevaron la muñeca a su hogar. Durante el camino a casa, Ed y Lorraine sintieron el ataque de un odio vicioso durante su trayecto. En cada curva peligrosa de la carretera, su nuevo carro empezaba a fallar. Repetidamente el carro tuvo atentados de colisión.
Claro, podría ser fácil botar la muñeca en el bosque. Pero si éste no simplemente se “tele trasportaba” de regreso a la casa de las chicas, podía llegar a las manos de otras personas quien la encontrara.

La tercera vez que empezó a fallar el carro, Ed buscó dentro de su bolso negro agua bendita y fue salpicada en la muñeca. Inmediatamente los disturbios del carro se detuvieron, permitiéndoles así llegar a casa a salvo.

Durante los siguientes días, Ed sentó la muñeca en una silla al lado de su escritorio. La muñeca
al inicio levito un número de veces y caía de manera inerte. Durante las consiguientes semanas, empezó a presentarse en varios cuartos de la casa. Cuando los Warrens estaban afuera y la muñeca encerrada en la oficina, al retornar a su hogar la encontraban sentada cómodamente en el sillón de Ed.

También se pudo conocer que Annabelle se hizo “amiga” de un gato negro que ocasionalmente se materializaba al lado de la muñeca. El gato se presentaba alrededor del piso, tomando atención de libros particulares y otros objetos dentro de la oficina de Ed y éste retornaba al lado de la muñeca para así des materializarse desde la cabeza a los pies.

Aparentemente, parecía evidente que Annabelle odiaba al clérigo. Durante el seguimiento del caso, fue necesario que los Warrens consultaran padres Episcopales asociados al incidente ocurrido en el apartamento de las enfermeras.

Una vez
Lorraine regresando sola a la casa una noche, quedo aterrorizada por unos gruñidos que estremecían alrededor de la casa. Seguidamente, al escuchar sus grabaciones en el contestador de teléfono, pudo escuchar mensajes provenientes del padre Hagen. Entre dos de sus llamadas se pudo oír gruñidos semejantes a las escuchadas previamente dentro de la casa.
Un día el padre Jason Bradford, un exorcista católico, quien había trabajado con Ed, preguntó acerca la nueva adición de la oficina – Annabelle. Ed le comentó sobre el caso y le dio unos documentos de su reseña. Posteriormente de escuchar la historia, el padre recogió la muñeca y le dijo “Tu solamente eres una muñeca, Annabelle. No puedes lastimar a nadie.” El padre arrojo el muñeco de nuevo a la silla. “Esa es una de las cosas que no deberías a volver a decir”, le advirtió Ed
con una risa al padre.
Cuando el padre Jason se detuvo para despedirse de Lorraine una hora después, ella le dijo que tuviera cautela al manejar y que la llamara al arribar a su destino. “Percibo tragedia para ese joven padre”, dijo Lorraine, “pero él tiene que seguir su camino”. Unas horas después sonó el teléfono. “Lorraine” dijo el padre Jason, “¿por qué me dijiste que tuviera que tener cuidado al manejar?” “Porque sentí que el carro iba a salirse fuera de control, y que estarías en un accidente”,
ella le dijo, Bueno, tenias razón”, dijo de manera seria. “El sistema de frenos falló y casi muero en un accidente de tráfico. Mi carro quedo en ruinas.”

Más tarde ese año, durante una grande
junta social en la casa de los Warren, Lorraine y el padre Jason fueron al den para conversar por unos minutos. Por una extraña coincidencia, Annabelle se había mudado a otro cuarto durante el día anterior. Mientras hablaba con Lorraine, el padre vio que una decoración de pared se movió rápidamente. De repente, un collar de un diente de jabalí de veinticuatros pulgadas exploto con una gran fuerza. Al escuchar semejante ruido, los otros invitados se dirigieron rápidamente al cuarto, y el cual uno de ellos tomo una fotografía de la reunión. Cuando este fue revelado, la foto aparentemente parecía normal, exceptuando que encima de la muñeca había dos faros brillantes apuntando hacia la dirección donde estaba ubicado el padre Jason Bradford.

En otra ocasión”, Ed se acuerda, “Estaba en mi oficina, trabajando con un detective de la policía en un caso que involucraba magia negra, el cual estaba relacionado con un asesinato en el área. El policía estaba expuesto a todo tipo de crimen, no era el tipo de persona de asustarse fácilmente. Mientras estábamos hablando, Lorraine me llamo para tomar una llamada de larga distancia. Le dije al detective que podía
revisar libremente la oficina, pero le advertí de no tocar ningún objeto, porque estos provenían de casos donde habían estado involucrados demonios . No había pasado más de cinco minutos cuando aparece el detective pálido. Cuando le pregunte qué había ocurrido, se negó en contarme”, sonríe Ed al recordar. “El solamente dijo que ‘La muñeca, la muñeca de trapo es real… ’ El estaba hablando de Annabelle. ¡La pequeña muñeca lo hizo creyente! Desde ese evento, todas las reuniones con el detective habían sido realizadas en adelante en su oficina”.

Los objetos profanos como la muñeca Annabelle tienen su propia aura. Cuando los tocas, tu aura humana se reúne con el de ellos. Este cambio atrae a los espíritus, es como encender una alarma. Entonces para protección, me bendigo con agua bendita y ‘bendigo’ la muñeca de trapo con agua bendita con el signo de la cruz. Como digo cuando estoy trabajando, nunca he conocido un ateo en una casa encantada”.

Es difícil para las personas aceptar la existencia de algo que ha estado condicionado a no creer. Aunque, la falta de conocimiento, le ha permitido que los espíritus negativos se metan dentro de las vidas de estas personas jóvenes imprudentes. Muchos creen que los espíritus son irracionales y su existencia no tiene fundamento. Dicen que el fenómeno es una ilusión o una alucinación, o simplemente no existe. Que lo más probable que estos pueden ser explicados por la ciencia. ¿O podría ser?

Fuente: http://www.warrens.net

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada